“Los Iglesias: Hermanos a la obra”: flojo, impertinente, forzado e inútil

julio 11, 2024
Tiempo de lectura: 3 mins
Los Iglesias, Hermanos a la Obra
Programa de RTVE, "Los Iglesias, hermanos a la Obra"

Roberta Barbieri Klein

Aprovechando el tirón de la semifinal de la Eurocopa entre España y Francia, RTVE estrenó “Los Iglesias: Hermanos a la obra”. Se trata de un programa protagonizado por Chábeli y Julio Iglesias Jr. sobre reformas y decoración. El espacio logró una media de 1.051.000 espectadores y un 15.2% de cuota de pantalla. La producción, que costó casi dos millones de euros, ha sido criticada por su falta de relevancia y por enfocarse en reformas de lujo en casas de celebridades. De hecho es peor que eso.

Los hechos:

El programa no requiere la aprobación del Consejo de Administración de la Corporación ya que cuesta menos de 2 millones de euros (ha costado a RTVE 1.957.319,88 euros, unos 245.000 euros por episodio). La serie cuenta con ocho episodios en total. En el estreno, Chábeli y Julio Iglesias Jr. reformaron la casa de Miami de Yotuel y Beatriz Luengo.

Chábeli Iglesias ha cobrado 28.000 euros por cada entrega (224.000 euros en total), mientras que Julio Iglesias Jr. ha recibido 13.000 euros por programa (104.000 euros en total). La diferencia en sus honorarios se debe a que Chábeli, siendo interiorista y habiendo estado ausente de la televisión durante años, probablemente solo habría regresado por una suma considerable. En contraste, Julio Iglesias Jr. es un rostro mas frecuente en la pantalla y además su papel en el programa es añadir humor (ponte tú), realizar labores las de bricolaje.

La estrategia de emitir el estreno después de la semifinal de la Eurocopa dio sus frutos ya que la cuota de pantalla fue alta. ¿hubieran tenido el mismo share, de emitirse después del Telediario o de la serie 4 Estrellas?, lo sabremos en la próxima emisión, pero ya no será la del estreno. En todo caso, si luego cambia de horario y esta era la oportunidad para darse a conocer y que el público se enganchase, es probable que no se lleve a cabo ese cometido. El programa es flojo, impertinente, forzado e inútil.

Flojo

El programa muestra a los dos hijos mayores del clan Iglesias-Preysler recorriendo las casas de sus amigos y familiares para reformarlas. Estas propiedades, que en su mayoría no necesitan reformas significativas, son transformadas por los hermanos, lo que ha suscitado críticas sobre la pertinencia y el gasto de RTVE en este proyecto. La fórmula está gastada. Famosos hablando de famosos y lujo. Si al menos hubiera humor, ideas de bricolaje o entretenimiento. Pero nada. La soporífera cuestión de la reforma en casas que no necesitan reforma, con el único tirón del apellido de los presentadores es lo que propone RTVE. De hecho, los presentadores apellido tienen y se sabe que son personas encantadoras en sus entornos. Pero productos televisivos con tirón, no son.

Impertinente

¿En la cadena pública de un país con un Gobierno progresista, en cuya agenda política el drama de la vivienda (y por añadidura, de gentrificación, los topes o no en los precios de los alquileres, la falta de vivienda, las discusiones acerca de la vivienda pública, etc.), emite un programa donde la idea es refaccionar mansiones que no necesitan demasiado -solo por hedonismo-, en zonas de lujo fuera de España (al menos en el primer episodio ¡obvio Miami!), para agrandar un vestidor? ¿de verdad?  (Nota de la pobre espectadora: en la casa de Yotuel y Beatriz podrían vivir sin hacinamiento cuatro familias españolas tranquilamente).

Por si no queda claro: es un programa frívolo y dirigido a una élite minoritaria, en un contexto donde gran parte de la audiencia enfrenta dificultades para asegurar una vivienda digna.

Forzado

¿Cuál es la idea detrás de esta producción? ¿rating? ¿alimentar la admiración/morbo por los famosos? ¿Conocer Miami? ¿curiosidad? ¿el viejo truco de hacerse envidiar? Está claro que un tutorial de bricolaje no es. Y si la idea era ofrecer algún servicio público, es probable que los espectadores con mansiones en Miami hayan tomado nota de alguna idea… pero claro. Los espectadores con mansiones en Miami, no tributan en España -pequeño detalle- y esa producción está hecha gracias a los impuestos que pagamos todos. De nada, Chabeli y Julio José.

Inútil

Si al menos fuera gracioso y través de la actividad decorativa/arquitectónica los espectadores se partieran de la risa -cosa que todos los médicos recomiendan… no que vean Her-manos a la Obra sino partirse de la risa para reforzar el sistema inmunológico-, pues habría un sentido de espectáculo, diversión (“habría valido la pena” iba a poner) y de cuidado de la salud. Pero es que esto no hay por dónde cogerlo. A un año de la debacle de Telecinco por la apuesta sin creatividad de la vida de los famosos como única variable a la hora de elaborar contenidos, esta gente de RTVE se descuelga con esta extraña propuesta.

 

 

Las más leídas

Ni que fuéramos Shhh

Un año entero sin Sálvame ¿y sin audiencias?

Hace un año terminó de emitirse el programa insignia de Telecinco. Ni su propio nombre es escuchado: "Sálvame". A partir de allí, una sarta de acontecimientos alrededor de los contenidos (cotilleo gamberro…
Radio Nacional de España (RNE)

Radio Nacional de España, la cenicienta de RTVE

Radio Nacional de España (RNE) enfrenta su momento más crítico según el último Estudio General de Medios. Mientras las emisoras generalistas registran aumentos significativos en su audiencia, RNE es la única que…

No te pierdas